fbpx

Cómo un día sin notificaciones puede traerte años de beneficios

 

Nuestros celulares cada vez más se parecen a niños pequeños y caprichosos llorando por atención. “Mamá esto”, “mamá lo otro”, “papá dame”, “papá dime”… ¡Un dolor de cabeza! Pero ¿alguna vez habías pensado en las consecuencias que trae a tu vida ese bombardeo de notificaciones? ¡Sigue leyendo para enterarte!

 

UN EXPERIMENTO, NO MUY BUENA RESPUESTA

 

Martin Pielot de la empresa española “Telefónica” y Luz Rello de la Carnegie Mellon University en Pensilvania se hicieron esa misma pregunta. Para responderla, le pidieron a un grupo de personas que cumplieran el reto “No molestar”: una semana sin notificaciones… Y todos los miraron como bichos raros.

Al final, como nadie quiso acceder a pasar tanto tiempo “desconectado”, Pielot y Rello redujeron el tiempo a 24 horas.

Notificaciones
Las notificaciones nos obligan a revisar el teléfono constantemente, incluso cuando no es necesario.

¿UN DÍA NO ES NADA?

 

24 horas se dicen fácil, y quizá no es nada comparado con la semana que se proponía al principio. De cualquier forma, ¡los 30 participantes se llevaron una gran sorpresa!

Desactivar todas sus notificaciones tuvo más beneficios que perjuicios. A pesar de sentirse irresponsables, se dieron cuenta de que estuvieron menos distraídos durante el día y que fueron, por tanto, mucho más productivos.

 

¿Y LUEGO? ¿QUÉ SIGUE?

 

Y tal fue el cambio, que dos tercios de los participantes manifestaron querer cambiar sus hábitos respecto a sus notificaciones.

Ahora bien, de lengua me echo un taco. Es muy fácil hacer promesas en el momento y después olvidarnos de lo que nos proponemos… ¡Aunque este no fue el caso! El 50% de los participantes cumplió su pósito incluso después de dos años.

Smart Watch
Quitarte tu Smart Watch al salir del trabajo es una gran idea. Te ayudará a desconectarte y separar la vida profesional de la privada.

TIEMPO DE CAMBIOS

 

Se estima que revisamos el celular unas 85 veces al día, lo que equivale a 5 horas: ¡casi un tercio de lo que pasamos despiertos!

Es mucho tiempo que, como quedó demostrado en el estudio de Pielot y Rello, nos quita productividad. Perdemos capacidad para concentrarnos, somos más propensos a cometer errores y es más difícil terminar con el trabajo que hay que hacer. Por ello, el estudio concluye que es necesario buscar formas de estar menos al pendiente del celular.

 

UNOS CONSEJOS

 

Si quieres intentar desconectarte por un rato, échale un ojo a estos tips, ¡seguro te sirven!

  • Utilizar un app que cuente el número de veces que ves tu celular. Esto te ayudará a estar consciente de tu situación y tomar acción.
  • Borrar aplicaciones innecesarias
  • Apagar tus notificaciones. ¡Tal cual! Replica el experimento del que te contamos.
  • En general, hacer que te sea más difícil revisar tu celular a cada rato. Ponerlo más lejos de tu escritorio, ponerle una contraseña más larga, guardarlo, o lo que se te ocurra.

 

¡Cuéntanos cómo te fue si intentaste reducir tus notificaciones!