fbpx

¡No creerás estas 4 razones por las que el Clickbait es una TERRIBLE idea!

 

Okay, okay. Sé que criticar al clickbait usando clickbait puede que no parezca una buena idea. ¡Pero estoy intentando probar un punto! Títulos como esos funcionan. «No crearás cómo esta persona...»; «¡Las grandes empresas odian a…»; «Nunca adivinarás por qué…» «… y lo que pasó después fue aterrador

¡El internet está plagado de artículos por el estilo! ¿Por qué se usa tanto el clickbait? Porque funciona. Literalmente, da la idea de un señuelo que busca atrapar algo. Ese algo es un click. Y a pesar de que logra su cometido, no querrás depender del Clickbait para el contenido de tu marca. Te cuento por qué.

 

 

1. Sí, funciona, pero a medias

Si lo único que estás buscando es que la gente abra tu contenido, entonces puedes dejar de leer aquí. Éntrale al clickbait. Es exactamente lo que necesitas. Buena suerte.

Si sigues aquí, es porque sabes que no hay que buscar sólo los clicks de la gente, sino crear contenido de calidad que abra oportunidades de negocio, informe a los usuarios y genere leads o clientes potenciales. No buscamos tener cientos de clicks, buscamos que cada lector encuentre contenido valioso y que, por tanto, nos busque más.

De cualquier forma, vale la pena analizar por qué funciona el clickbait. Quizá no te sorprenda descubrir que juega con tu mente. A fin de cuentas, muchos reconocemos que un título como «Lo Que Estos Bomberos Hicieron Con Estos Perritos Te Quitará La Respiración» es pura basura clickbait. Pero, seamos honestos: hay perritos involucrados. Es posible que demos un click por eso… Pero es más probable que la duda nos lleve a hacerlo. 

 

Perritos, niños pequeños y una madre soltera que venció el sistema suelen ser los protagonistas de una nota clickbait.

 

Quizá los bomberos sólo jugaron con los cachorros, pero puede ser que los hayan entrenado para apagar incendios o que los hayan rescatado heroicamente. De cualquier forma, el clickbait te da un mínimo de información, y más preguntas que respuestas. Esto te lleva a dar el click para resolver tu duda y encontrar un estado de equilibrio, que después se ve descompensado por contenido vacío que no llena tus expectativas.

¿Consecuencia? La próxima vez, te quedarás con la duda y seguirás con tu vida. Es, por tanto, la forma más fácil de matar el engagement de tu marca.

 

2. Contribuye a las FakeNews y al contenido vacío

Es evidente que un contenido es clickbait con sólo ver el título. Pero, si te quedan dudas, después de leer el post, pregúntate qué aprendiste al terminar. ¿Algo interesante? ¿Algo que mereciera un artículo completo? ¿Descubriste algo valioso o tienes información que te será útil en el futuro? Si la respuesta es un rotundo «no», entonces que no te quede duda.

Ciertas empresas piensan que crear contenido es tan simple como usar títulos que apelen a la curiosidad, escribir tres líneas de texto mal redactado et voilà! Tienes un post. No te generará clientes potenciales ni hará que la gente quiera consumir tu contenido pero, ¡oye!, puedes hacer como tres pesos con cientos de anuncios y pop-ups en tu web.

 

Al final del día, estas páginas generan ganancias a través de banners y pop-ups. Por lo mismo no importa si ofrecen algo valioso, sólo importa tu click.

 

Como el clickbait es tendencia y hay mucha gente escribiendo sin investigar, sin tener fuentes o un propósito específico, es muy fácil caer en las FakeNews. Como a fin de cuentas sólo importa el click, no importa si la información que se da es fidedigna o no.

 

3. Son decepcionantes

Sí, sí. Sé que prometí que «el número tres» te sorprendería. Pero ¿qué quieres que haga? Es un post sobre clickbait, no van a haber muchas sorpresas en el camino. Así que esa es la lección de hoy: si te prometen que «volará tu mente», «te dará escalofríos», o que «no podrás creerlo», ten por seguro que nada de eso sucederá. Pero, como compensación, y porque no quiero que sea muy fuerte tu decepción, aquí hay un gatito sorprendido:

 

via GIPHY

 

4. En otras palabras: están llenos de mentiras

Como esperabas algo desde el título que no recibiste, es normal que te sientas no sólo decepcionado, sino burlado. ¿Confiarías en una empresa que se burla de sus clientes? ¿Que insulta su inteligencia con títulos llamativos llenos de cosas vacías? Al final del día, y perdón si sueno como disco rayado, buscamos generar confianza, engagement y cercanía con el lector. Si entregamos cosas que quieran leer, entonces nos leerán, con o sin título engañoso.

Prometí en mi encabezado Clickbait, por ejemplo, que no creerías estas 4 razones, y ya de entrada estamos mal. El tres no es exactamente una razón, y ningún punto hasta ahora ha sido «increíble». Es decir, nada del otro mundo. Reconocer esto y hablarle al lector con honestidad, quizá sería más conveniente. Por ejemplo: «Por qué tu empresa debería de alejarse del Clickbait», sería un título más exacto.

 

Aún así podemos aprender de ellos

En conclusión: no recurras al clickbait. No te conviene desde ningún punto de vista. De cualquier forma, mi mejor consejo es: aprende a usarlo. 

¿Por qué? Por el punto número uno de esta lista: ¡funciona! Entender los mecanismos del clickbait te permitirá generar títulos que apelen a la audiencia y hacer que abran tu artículo. Es importante recordar que lo valioso debe de ser el post en sí, no su título, pero nadie lo leerá si desde el principio no los invitas a hacerlo.

 

El chiste está en encontrar un punto intermedio. Hay que aprender a escribir títulos llamativos que lleven a contenido interesante y útil.

 

Utilizar listas numeradas, por ejemplo, es un recurso muy usado y muy bondadoso. De acuerdo a una encuesta realizada por Conductor, el 36% de la gente prefiere contenido con números. A fin de cuentas, es una forma de mostrar qué es exactamente lo que encontrarán. Este es un recurso usado por el clickbait, pero si tus listas tienen un propósito –dar información útil, mostrar formas distintas de hacer las cosas, resaltar productos o lugares que valgan la pena– ¡son una gran opción!

 


 

Tener un Blog es una buena inversión, especialmente si creas contenido de impacto que tu público quiera consumir. Si tienes más dudas sobre el clickbait o blogposting, ¡contáctanos!

¡Ah! Y no olvides compartir este post para tener un Facebook libre de «El Número Ocho Te Dejará Sin Aliento!!!!«.